Crónicas

Primera Puerta Grande en el Certamen de La Ribera

David López, en hombros en Villarejo de Salvanés I PATRICIA PRUDENCIO



Villarejo de Salvanés albergó la sexta novillada del Certamen de la Ribera del Tajuña. Los protagonistas del festejos fueron los espadas Borja Escudero (Escuela Taurina de Arles), Jorge Pérez "El Niño de las Monjas" (Escuela Taurina de Valencia) y David López (Escuela Taurina de Colmenar Viejo) que se medirían a los astados de la ganadería de San Isidro. Los erales tuvieron juego, aguante, garbo, recorrido y fijeza, entre otras cualidades que pudieron sacar a relucir en la muleta, en la que entraban y salían humillando y colocando la cara. Los novilleros pudieron aprovechar las condiciones de unos animales cuya embestida, en ocasiones, parecía incombustible. Todos ellos fueron aplaudidos en el arrastre en reconocimiento de lo demostrado en el ruedo, pues el juego permitió el lucimiento. Los espadas tuvieron sus más y menos al intentar llevar la contraria a los astados, pero finalmente en su mayoría se hicieron con ellos llevándoles con sometimiento en la tela. En rasgos generales la ganaderia dejó un buen sabor de boca entre los aficionados, con respecto al año pasado, mientras que entre los novilleros destacaron Jorge Pérez y David López en la terna.

Puede leer la crónica completa en Las Arribes Taurinas

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares