Una ovación no consuela en Tielmes

Una ovación no consuela en Tielmes

Leandro Gutiérrez en Tielmes I PATRICIA PRUDENCIO

Tielmes fue el escenario de la segunda novillada del Certamen La Ribera del Tajuña, en honor a sus fiestas patronales. El cartel prometía, pues lo componían Leandro Gutiérrez (Escuela de Navas del Rey), Marcos Rincón (Escuela José Cubero Yiyo) y André Julián (Escuela de Colmenar Viejo), quienes se medirían a los ejemplares de Baltasar Ibán. Los astados fueron interesantes, a los que había que buscarles las vueltas. Fueron de juego variable con matices de poderío en la tela, difíciles de someter y con fuerza y movimiento. Salían con genio de corrales, pero con una buena labor de brega se templaban y obedecían, eso sí, los pases los tenían contados entre tandas. No había que pasarse, los erales estaban medidos, al igual que su interés, el exceso desluce las faenas. La terna intentó estar a la altura de sus contrarios, pero lo tuvieron difícil, les faltó mimo y estudio de lo que tenían delante.

Puede leer la crónica completa en Las Arribes Taurinas

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares