La actitud de Rafael González y su poco reconocimiento

La actitud de Rafael González y su poco reconocimiento




Rafael González en San Isidro I PLAZA 1


La novillada de Conde de Mayalde era la primera del ciclo de San Isidro. En ella los espadas Rafael González, Marcos y Fernando Plaza, quienes se midieron a unos ejemplares con cualidades aprovechables y oportunidades limitadas y medidas. Había que someterles, pero no de cualquier manera, pues había que entenderles para que no les superara. Rafael González despuntó en maneras y determinación, le puso actitud y ganas. Quizá el primero de su lote despuntó más que el segundo, con el que ejecutó una faena limpia y medida, pero desperdiciada con la espada. Sin embargo, supo compensarlo con el segundo de su lote, con el que cortó una oreja. En el caso de Marcos le faltó la pausa del toreo, es cierto que ejecutó faenas sin lucimiento, les faltó chispa a ambos, a pesar de buscarle los terrenos y darle su tiempo y sitio. Por último, el menor de alternativa, Fernando Plaza, que toreando muy despacio les supo ganar el paso en unas faenas lentas y de buenas maneras en las que dejó buen sabor de boca. Estuvo mejor con el último ejemplar de la tarde, donde con mucho temple y sentido del ritmo, se coordinaron logrando una faena con transmisión.

Puede leer la crónica completa en Arribes Taurinas

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares